Depresión y tristeza

Depresión y Tristeza. ¿Es lo mismo?

Introducción

Alguna vez en tú vida habrás notado que tu humor no es el de siempre, que tienes ganas de llorar, no te apetece ver a nadie y que puedes haberlo etiquetado como “estoy de bajón” o “estoy triste”.

La expresión máxima de un estado anímico bajo se llama depresión. Pero a veces es difícil ver a un amigo triste y saber diferenciar si realmente es que está de “bajón” o que está mostrando signos de una posible depresión. Si es difícil verlo en un amigo o familiar, imaginaros detectarlo en nosotros mismos. ¿Más difícil no?

¿Qué es tristeza y qué es depresión?

Confundir los términos tristeza y depresión para dirigirnos a una persona que está pasando por una situación difícil es algo común entre la gente.

La diferencia principal reside en que estar triste es un estado emocional natural, normal y necesario para la mente del ser humano. Podéis recordar la película animada de Inside Out y para quién no la haya visto le invito a verla para entender la importancia que tienen todas las emociones en la mente de las personas, todas tienen un motivo y una finalidad para estar en nosotros mismos.

Al hilo de lo que iba diciendo, estar triste es normal y necesario. Sin tristeza no sabríamos afrontar las situaciones que nos duelen y que nos preocupan. Saber reponernos y ser resilientes de una situación compleja o una crisis es gracias a que previamente estamos tristes y sacamos nuestras habilidades y herramientas para poder hacerlo.

En cambio, la depresión es un problema psicológico que afecta a nuestro bienestar mental y físico. Ese estado emocional se caracteriza por una tristeza profunda, abatimiento, ganas continuas de llorar, pérdida de placer por actividades que antes sí eran gratificantes, insomnio o hipersomnia, irritabilidad, pérdida o aumento de peso. Es decir, en este caso, la tristeza forma parte de una lista de síntomas que conforman una depresión, no siendo el único, pero si siendo importante. La depresión suele desencadenarse en el momento en el que la persona ha perdido algo lo suficientemente importante para ella. Puede ser la pérdida de una persona (como una ruptura de una pareja, un amigo, un familiar), pérdida de un trabajo, una casa, o incluso una ilusión o una expectativa de futuro que no llega nunca o no se cumple.

¿Cómo diferenciar la tristeza de la depresión?

Sabiendo que es cada concepto, tristeza y depresión. Ahora viene lo verdaderamente útil, como las diferencio o en su caso como las detecto.

En primer lugar, para poder diferenciar y detectar lo que está ocurriendo en la vida de esa persona, debemos prestarle toda nuestra atención a esa persona. Debemos observar u observarnos a nosotros mismos. La forma en que se actúa, se piensa, el tiempo que transcurre estando tristes,…

Una vez observamos el comportamiento de la persona objeto es conveniente tener en cuenta estos 5 aspectos claves para diferenciar la tristeza con la depresión:

  1. DURACIÓN 

La tristeza es un estado emocional que surge de forma puntual debido a un hecho concreto o una situación que nos apena pero que en seguida conseguimos reponernos. Por eso en este caso la tristeza es pasajera, nos puede durar unas horas o unos días y después solemos ser capaces de continuar nuestra vida normal y nuestras rutinas diarias.

En cambio, la depresión puede duras unas semanas o meses, siendo muy difícil para la persona reponerse y continuar con normalidad su día a día.

  1. SINTOMATOLOGÍA 

Como he explicado en el punto anterior, la lista de síntomas de la depresión, incluyendo la tristeza, es mucho más amplia y más variada que la tristeza como estado emocional puntual.

  1. INTENSIDAD 

El sufrimiento que se padece en la depresión es mucho mayor al de la tristeza. Una persona con depresión pasa los días intentando sobrevivir por no decaer. Realizar las rutinas normales de su a día a día es todo un suplicio.

  1. CAUSAS 

La tristeza, como la hemos descrito anteriormente, es una reacción emocional normal a los acontecimientos vitales, mientras que la depresión puede tener causas físicas.

  1. TRATAMIENTO 

La depresión al ser un problema de salud física y mental se precisa de tratamiento psicológico específico. La tristeza, en cambio, al ser reacciones puntuales, en el momento en el que continuamos nuestras rutinas, suele desaparecer sola.

Si bien es cierto, que una tristeza prolongada en el tiempo puede acabar encaminándose a una depresión.

Entonces, ¿cuáles son las señales que pueden indicar que tienes una depresión?

Cuando me preguntan, ¿cómo se si tengo depresión? mi respuesta suele ser siempre la misma. Necesitarás ayuda profesional cuando seas consciente de que:

  1. Tu estado de ánimo triste dura más tiempo de lo normal, unas semanas o unos meses.
  2. Ese ánimo decaído te impide hacer tus rutinas, obligaciones diarias: ir al trabajo, poner una lavadora, ir a comprar, tomar un café con un amigo/a,…
  3. Ves tu mundo negro, lleno de pesimismo tanto por el pasado, el presente y el futuro.
  4. Tienes un fuerte desinterés y falta de placer por realizar actividades que antes si te eran gratificantes.
  5. Además de ese estado de ánimo triste has tenido en el último tiempo cambios u otros síntomas típicos de la depresión que hay descritos al principio de este artículo.

Si ves que estos puntos descritos todos o algunos de ellos te están ocurriendo en este mismo momento, o que alguien cercano a ti los puede estar sufriendo, mi mejor consejo es que te animes o animes a esa persona a pedir ayuda. Aunque ahora mismo lo puedas ver todo negro y sin salida, la depresión tiene cura.

Conclusiones

Los términos depresión y tristeza frecuentemente se suelen utilizar en nuestra vida cotidiana de forma inadecuada.

Debemos saber que aunque una tristeza prolongada puede encaminarse hacia una depresión esta es una emoción básica que cualquier individuo tiene. Estar tristes es una reacción normal y necesaria. La tristeza es un estado emocional causado, casi siempre, por un hecho concreto que suele durar unas horas o unos días. La tristeza y la depresión son diferentes en cuanto a duración, sintomatología, intensidad, causas y tratamiento. Si tenemos dudas de saber si estamos pasando por un estado emocional complicado o conoces a una persona que pueda estar sufriendo depresión es necesario que nos observemos a nosotros o a la persona sufridora y contestar a las cuestiones anteriores que son indicadoras de que esa persona necesita apoyo psicológico para poder salir de ese estado emocional perturbador.

Bibliografía

Carmen, P. D. (Dirección). (2015). Inside Out [Película].
México, G. C. (2012). De la Tristeza a la depresión . Revista Electrónica de Piscología Iztacala, 15.

Puedes ponerte en contacto conmigo al 645 870 265 (contesto vía whatsapp) o rellena el formulario de contacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pide Cita : 645 87 02 65