aprendizaje en niños

Mi hijo no sabe estudiar

En mi trabajo diario con niños y adolescentes muchas veces me encuentro con quejas muy comunes en los padres o tutores de estos niños. “¡Es que mi hijo no sabe ponerse a estudiar!” o “Se pasa horas delante del libro y luego no aprueba”

Y es verdad, estudiar es una habilidad y como cualquier otra habilidad adquirida requiere de aprendizaje y entrenamiento. ¡Y ahí está clave! Desde que somos pequeños, nos enseñan inglés, matemáticas, castellano,… pero pocas veces hay una clase en la que te enseñen a como leer un problema, comprender una lectura, resumir, subrayar, memorizar,… y estas habilidades son las que determinarán que el estudio sea óptimo y efectivo. Todas estas habilidades descritas y más, son las que preceden al estudio y si alguna de ellas falla entonces la consecución de nuestros objetivos no serán los que esperamos.

Por eso, cuando los cursos se van complicando, y en función del aumento del nivel, los niños, se van encontrando con escalones cada vez más grandes, los que a veces se les hace imposible subir.

Entonces…. ¿Qué hacemos como padres?

En primer lugar, debemos estar al tanto de cualquier posible dificultad que nuestro hijo pueda tener durante el curso escolar, así podremos reforzar y estimular lo antes posible los aspectos que necesite.

Es fundamental que como padre confíes en sus posibilidades, animarle y motivarle es algo que hay que hacer constantemente. Transmitir que él o ella puede con todo lo que se proponga.

En cuanto a los factores ambientales, debemos tener en cuenta de que hay que proporcionarles un lugar de estudio lo más estable y confortable posible. El sitio debe ser tranquilo y silencioso, exento de ruidos. Debe estar ordenado, con las menores distracciones posibles. Buena iluminación. Temperatura y ventilación adecuada. Mesa lo suficientemente espaciosa, únicamente con el material que se va a necesitar y una silla con respaldo a la altura de la mesa.

Después de esto, tenemos que animarles a que creen ellos mismos sus propios hábitos de estudio, estudiar todos los días, pero que sean ellos los que decidan “su” tiempo de estudio y dejar sitio para las actividades extraescolares y el descanso. Al menos que sientan que es una negociación y no una obligación o algo que les viene impuesto.

En ocasiones, los padres necesitan completar esto con una ayuda externa profesional y acuden a nuestro centro para que podamos encontrar cuales son las dificultades o necesidades que realmente tienen sus hijos para poder rendir en el curso. Durante el curso les enseñamos a crear un hábito, trabajamos la gestión y planificación del tiempo de estudio, deberes, entrega de trabajos, y entrenamos técnicas de estudio como pueden ser la comprensión lectora, subrayar, hacer esquemas y/o mapas conceptuales, reglas mnemotécnicas, etc.

En definitiva, evaluamos las fortalezas y debilidades de ellos para así reforzar y estimular las habilidades que realicen de manera óptima y les ayudamos a buscar y entrenar nuevas alternativas que a ellos les resulten más efectivas para estudiar.

¡Feliz jueves!

Puedes ponerte en contacto conmigo al 645 870 265 (contesto vía whatsapp) o rellena el formulario de contacto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pide Cita : 645 87 02 65